Sobre la marcha (… o etapa 33)

7-12 de diciembre

Estos últimos días en Buenos Aires han sido bastante tranquilos. Como comentábamos el sábado despidiéndonos de Dani (al que deseamos lo mejor en lo que le queda de viaje, suertudo él :D), esta ciudad es más para vivirla que para verla. Y eso hemos hecho: pasear, hacer picnics en las plazas al solecito, callejear en el barrio de Gardel, comprar unos kilos de alfajores para llevar, deambular entre los chulísimos puestos de antigüedades del Mercado de San Telmo, asomarnos a alguna tienda y galería, disfrutar de una cerveza tranquila con picada porteña y hasta conocer a uno de los montadores de The Beatles, que ahora tiene una lavandería… También nos hicimos una escapadita a Tigre, un pueblo cercano junto al delta del Paraná. Y, en general, mientras hacíamos todo eso como si el tiempo no pasara, nos íbamos haciendo a la idea de que cada segundo nos acercaba al momento del regreso. Ese que no iba a llegar nunca… Y, sin embargo, mientras leéis ésto estaremos a punto de volar hacia Madrid.

Cuando escribimos este post, hace mucho mucho tiempo, os contábamos que la marcha había sido dura. Y resulta que ahora el regreso nos devuelve ese mismo sabor agridulce… Durante estas últimas semanas han sido varias las personas que, tras una de esas charlas viajeras compartiendo vidas, nos han preguntado si queríamos volver. La respuesta, confesamos, siempre ha sido “no”. Aunque, también siempre, le seguía una aclaración. Nos apetece ver a nuestras familias y amigos, y nos apetece descansar y parar “un ratito”. Y para eso no hay nada como el hogar 🙂

Así que sí, volvemos. Entre otras cosas porque hay que volver… Pero, pase lo que pase a partir de ahora, cualquiera que sea el camino que escojamos, este viaje siempre será parte de nosotros. Este año ha sido el mejor de nuestras vidas, hemos visto mucho y aprendido más (también sobre nosotros mismos). Hemos vivido y compartido un millón de cosas e historias durante las 24 horas de 377 días (sin asesinarnos mutuamente :P) y seguramente, sí, también hemos cambiado. Probablemente seremos más conscientes de ello cuando aterricemos (y en la forma metafórica nos costará más que en la literal, sospecho…)
En definitiva, lo que ocurre es que hemos vivido de otra forma (de muchas formas, en realidad) y hemos descubierto que nos gusta. Es por eso por lo que cuesta volver, porque viajar, enfrentarnos a cosas nuevas y sorprendernos a cada paso se han convertido en nuestra forma de vida y lo anterior resulta muy extraño…

Pero recordamos que había cosas que nos gustaban y hay gente a la que queremos mucho por ahí, así que habrá que ir a echar un vistazo, por lo menos 🙂 Siempre hay tiempo para cambiar, para moverse, para volar, como dice Mafaldita en la foto.

Durante este viaje tan largo que ahora se hace tan corto hemos coleccionado frases recurrentes (que esas no pesan en la mochila). Una de ellas titula este post y define también lo que empieza ahora. ¿Qué, cuándo, cómo, dónde…? ¡¿Quién sabe?! Sobre la marcha, amigos, sobre la marcha.

Muchas gracias a todos por estar ahí, leernos, darnos ánimos y mandarnos besos a los lugares más lejanos del mundo. Os los devolveremos en persona en muy poquito 🙂 ¡Que de eso sí tenemos muchas ganas!

Dentro de 20 años estarás más arrepentido
de las cosas que no hiciste que de las que hiciste.
Así que suelta amarras. Navega lejos de puerto seguro.
Infla tus velas con los vientos alisios.
Explora. Sueña. Descubre. 

(Mark Twain)

Anuncios
Sobre la marcha (… o etapa 33)

8 comentarios en “Sobre la marcha (… o etapa 33)

  1. Se os echará (os echaré yo, vaya) de menos por estas latitudes. Y también añoraré vuestros textos y las fotazas que hacéis.

    Yo ya en Puerto Madryn, meditando si visitar pingüinos o delfines, qué dilema.

    Espero que la adaptación sea buena.

    Besos a los 2

    Me gusta

  2. Amaya dijo:

    Muchas gracias a todos, chicos. Estamos en ello, con la vuelta, con la familia, asumiendo la calma y lidiando con la hiperactividad como podemos 🙂 A ver si preparamos un post con datillos y cosas finales. Muchos besos!!!!

    Me gusta

  3. Ana dijo:

    Os llevo siguiendo desde que comenzó vuestra aventura. Me ha encantado poder seguirla.
    Os deseo que sea leve vuestra vuelta a la realidad y ¡¡que la disfrutéis!!
    Welcome back! 🙂

    Me gusta

  4. A los que viajábamos con vosotros se nos ha encogido el corazón… porque… qué identificados con nuestro sentimientos de hace unos meses, antes del retorno, antes de “volver”… ánimo y que sea leve. disfrutad a tope de los amigos, familia, turrones y luego, pues eso, ya se verá…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s