Bye bye Vietnam

Nos despedimos de Vietnam con ideas y sentimientos enfrentados. Hemos descubierto un país de extremos: paisajes fríos y calurosos, selvas increíbles y playas fascinantes, ciudades llenas de vida y templos en ruinas, gente amable y borde… Es un país de extremos en todos los temas.
Así como de la India te quedas con el carácter amable, amistoso y siempre dispuesto de sus gentes, de Vietnam nos vamos con la mosqueante sensación de que detrás de cada sonrisa y saludo sólo se esconde el deseo y engaño para intentar sacarte el doble, o triple del dinero por cualquier cosa.
La parte norte nos descubrió la parte más fea de sus gentes. Halong Bay fue su mejor ejemplo ya que dejas de ser persona y te conviertes en ganado mal tratado y con ‘cash’.
En el centro del país empezamos a congraciarnos un poco con sus gentes. Empezamos a ver gestos y actitudes más amables aunque en restaurantes y puestos de comida todavía conservan la misma actitud hacia los turistas.
En Saigón el cambio ya fue completo, y pudimos comprobar que podíamos comer y pagar lo mismo que los vietnamitas en los autobuses o puestos de comida.
No sería justo juzgar a todos en función de una mala experiencia, pero al menos vale para poder estar atento y saber a qué atenerse.
Esperamos que esto no sea un adiós definitivo, que sea sólo un ‘hasta luego’ y podamos volver algún día a terminar de ver todo lo que no nos ha dado tiempo.

Anuncios
Bye bye Vietnam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s