Equipaje de ida

Preparar todo lo necesario para vivir un año es a todas luces inabarcable. Nuestra idea cuando empezamos a preparar el viaje era hacerlo de la forma más ligera posible y sin demasiados excesos. En viajes de tan larga duración lo principal es la comodidad y conseguir un equipaje práctico. Seguir leyendo “Equipaje de ida”

Equipaje de ida

Entonces con esto ya está todo, ¿no?

No sé cuántas veces habremos dicho la frase que titula este post en las últimas semanas… Al final, uno llega a la conclusión de que la preparación de un viaje como éste es algo infinito, así que hasta aquí hemos llegado, más que nada porque ya no nos queda más tiempo 😛 Seguir leyendo “Entonces con esto ya está todo, ¿no?”

Entonces con esto ya está todo, ¿no?

Mes de cuenta atrás

Amaya posteando

Sí, estamos desaparecidos en combate. Más concretamente, en un combate de fuego cruzado entre bancos y cajas, autoridades internacionales de países varios y aseguradoras. Y, en medio del tiroteo, intentamos leer guías de viaje, buscar información en Internet, encontrar un sofá donde dormir en Goa, ir al dentista (que, curiosamente, es algo que todo el mundo nos recomienda antes de ir de viaje), echar musculillos en el gimnasio, hacernos chequeos médicos (todo bien, gracias, aunque todavía tenemos que tomarnos la vacuna del cólera y probar el Lariam, a ver cómo nos sienta…), pensar qué meteremos en unas mochilas que seguro resultarán demasiado pequeñas… Tenemos una pizarra con una lista en formato árbol de la que tachamos algunas cosas y a la que añadimos todavía más. Seguir leyendo “Mes de cuenta atrás”

Mes de cuenta atrás

Despedidas y mudanzas

¡Agosto ha sido un mes de locura! Me tomé vacaciones (en principio, por un año y cuatro meses, lo justo, vaya), tuve una increible fiesta de despedida en Barcelona con un DVD maravilloso, un reloj azul y una mini mochila plegable de regalo, me fui a San Sebastián a pasar unos días con Ana y Pan, después de nuevo a Barcelona a disfrutar de la ciudad con mi madre y despedirme de mi Lavillita (no te imaginas lo que te voy a echar de menos, chiquitina) y, furgoneta mediante, me mudé a Logroño con Diego. Ha sido el primer viaje del viaje, un paso importante que nos hace sentirnos más cerca del día en que nos vayamos 🙂 Es curioso (y genial) vivir juntos después de tanto tiempo y por fin poder preparar cosas sin la distancia y el Skype, que siempre se corta cuando menos falta hace. Seguir leyendo “Despedidas y mudanzas”

Despedidas y mudanzas

Cuécelo, pélalo u olvídalo

El título de este post lo leí en la hoja informativa que me dieron el miércoles en Drassanes, cuando fui a informarme de las vacunas. La realidad de la “información” fue que salí con tres tiritas en los brazos, dos cajas de pastillas y una receta. Eso de “cuécelo, pélalo u olvídalo” dicen que es la norma del viajero para prevenir las enfermedades más comunes, aunque me parece que, si vas de viaje durante un año, es difícil mantener las precauciones. Seguir leyendo “Cuécelo, pélalo u olvídalo”

Cuécelo, pélalo u olvídalo