Etapa 26. Amazonas y norte de Brasil

12 septiembre – 9 de octubre

El norte de Brasil está muy lejos de los tópicos que uno siempre relaciona con este país, donde (eso sí es cierto) la camiseta es una prenda opcional. Esta zona, la más pobre del país y también la menos turística, mezcla selva tropical en torno al Amazonas con paisajes marcianos casi desérticos y playas kilométricas. Sus gentes, cálidas y acogedoras, viven en cobertizos de madera junto al río, en pequeñas chabolas de adobe y ladrillo en mitad de las dunas o en casitas de un solo piso, ya sea en una ciudad o en un pueblo perdido en la nada. En cualquiera de los casos, pueden no tener cristales pero pocas veces les falta una enorme parabólica… Seguir leyendo “Etapa 26. Amazonas y norte de Brasil”

Etapa 26. Amazonas y norte de Brasil

En barco por el Amazonas (Porto Velho-Manaus-Santarem-Belém)

Uno tiene la idea romántica de navegar por el Amazonas, perdido en su inmensidad entre un mar de selva, viendo pueblos semi-aislados de la civilización, disfrutando en calma total mientras el barco recorre su incansable camino junto a las riberas del río… Pero no, la realidad no es así. Seguir leyendo “En barco por el Amazonas (Porto Velho-Manaus-Santarem-Belém)”

En barco por el Amazonas (Porto Velho-Manaus-Santarem-Belém)

Lugares de Bolivia

COPACABANA
Está en la parte sur del lago Titicaca, a unos 3.810 metros de altura sobre el nivel del mar (que se notan cada vez que subes más de cinco escalones). Es la mejor opción para apreciar la belleza del lago, mucho más atractiva que la ciudad peruana de Puno, y suele ser la primera visita en la ruta de entrada desde Perú. Aquí los días son calurosos y las noches frías, así que viene bien abrigarse cuando empieza a atardecer (consejo de madre). Las vistas más increíbles de la zona se tienen desde lo alto del monte del Calvario (o los otros dos cerros que rodean la ciudad). La subida no es sencilla, y enseguida te acuerdas de la altura y de que hay que subir despacito. Reserva una hora larga para la visita. En el centro de la ciudad abundan los hostales, restaurantes y agencias de viajes. Seguir leyendo “Lugares de Bolivia”

Lugares de Bolivia

Aventura en la pampa boliviana

DÍA UNO
A las nueve de la mañana empezamos nuestra aventura, desde Rurrenabaque, el grupo formado por el chófer de un destartalado todoterreno, nuestro guía (Víctor), un cocinero (Tomás), una pareja de turistas holandeses (Jerome y Jennifer), un suizo (Thomas) y unos servidores. No se podía ser más multicultural. Tras más de una hora buscando gasolina por toda la ciudad (si la única gasolinera en muchos kilómetros a la redonda se queda sin gasóleo es una señal muy mala), finalmente, a las diez nos pusimos en marcha con los depósitos llenos. Seguir leyendo “Aventura en la pampa boliviana”

Aventura en la pampa boliviana

Etapa 25. Bolivia

28 agosto – 12 septiembre

Si Perú es un país tradicional, Bolivia lo es todavía más (y también más pobre). Casi todas las mujeres visten las ropas típicas, con faldas largas, blusas, chaquetas y toquillas superpuestas. Llevan el pelo negro recogido en dos trenzas unidas al final, a veces por una tira de adornos con borlas como las de las cortinas. Y, en lo alto de la cabeza, una especie de bombín negro o marrón que portan con orgullo, extrañamente elegante en contraste con las ropas alegres y multicolores. Casi siempre cargan pesos a la espalda (ellas son las vendedoras y las madres, así que, si no es mercancía, es un niño), que sujetan con una tela grande de rayas atada sobre los hombros al pecho. Cuando viajas con ellas en el autobús traqueteante y destrozado de turno, las ves levantar sonriendo sacos gigantes con sus manos curtidas, callosas y fuertes. Y te preguntas cómo te quejas tú de la mochila y de tu vida tranquila. Seguir leyendo “Etapa 25. Bolivia”

Etapa 25. Bolivia

Lugares de Perú

LIMA
Esta enorme ciudad (7,6 millones de habitantes) no es que esté en sus mejores años pero tiene muchos atractivos para pasar unos días. La zona central, de edificios coloniales con balconadas de madera, es un poco alocada con el tráfico y los constantes bocinazos de los coches, pero la Catedral y la preciosa fachada del Palacio del Arzobispado merecen la visita, lo mismo que el cambio de guardia del Palacio de Gobierno (cada mediodía). Pasear hasta la plaza San Martín y descubrir la curiosa historia de la calle Quilca, que se puede leer en un cartel al principio de la calle. El barrio de Barranco es mucho más tranquilo y tiene preciosas vistas sobre el mar y el bonito Puente de los Suspiros. Seguir leyendo “Lugares de Perú”

Lugares de Perú